esen

Todo el día, en todas las áreas, nos hablan de transformación digital. Nos dicen que es el futuro, que prácticamente va a redefinir cómo se desarrolla de ahora en adelante cualquier profesión, y no se equivocan. Ya hemos visto cómo el transporte público, el turismo, el consumo de películas o música y hasta la forma como conocemos personas se han transformado por cuenta de esto. Por eso nos aconsejan estudiar algo relacionado con el tema.

Sin embargo, parece que son muy pocos los que tienen claro qué es exactamente la transformación digital e incluso qué estudiar (y dónde hacerlo) para lograr moverse en este campo. Para muchos se trata de un paradigma reservado exclusivamente para los ingenieros de sistemas o los community managers. Aunque se acercan, no es el único modo de abordar este interesante nuevo mundo.

Para tener una mayor comprensión del asunto, lo mejor es preguntarle a Google. De acuerdo con César Rodrigo, líder de educación del gigante tecnológico para Colombia y Centroamérica, y el Caribe, "transformación digital es la adaptación y reestructuración de una empresa o entidad en todas sus actividades a través de tecnología". Dicho de otra forma, todos los procesos de una empresa pueden ser desarrollados de forma digital.

Esto, según el ejecutivo, redunda en que en los próximos 10 años, más del 90 % de las oportunidades de empleo requerirán trabajadores capacitados en habilidades digitales. Además agrega que para Colombia esto representa dos retos: abrirles a más personas el acceso a la red para desarrollar nuevas lógicas en el desarrollo de los negocios y "desatar todo el potencial de internet para la generación de valor económico y la inclusión" a través del conocimiento.

Esta parte resulta ser especialmente importante, si se tiene en cuenta que, por lo menos en Colombia, no se habla todavía de una academia propiamente enfocada en el tema. Más allá de la ingeniería de sistemas, vital para crear aplicaciones, comprender y hasta operar ciertos softwares, los pregrados son prácticamente inexistentes. Esto se debe, en cierta medida, a que, si bien la transformación digital permea todo, los conocimientos parecen ser muy específicos.

Acá entran a cumplir un papel protagónico los cursos independientes (muchos de ellos en línea) e incluso algunos posgrados. Así, lo más común es encontrarse diplomados y especializaciones como el de marketing digital, que "está orientado a comprender la afectación y a aprender la implementación de los medios digitales dentro de las estrategias y tácticas de mercadeo pensadas para las redes sociales, el uso de móviles, etc.", explica Manuel Caro, director del programa de marketing digital en educación continuada de la Universidad de El Bosque.

Ejemplos hay miles. La computación en la nube facilita el almacenamiento y manejo de información de la empresa, entre otras características que resultan en mayor eficiencia; el Big Data, que interpreta todos los datos recaudados en el entorno en el que se mueve una organización para mejorar su funcionamiento; la creación de contenidos para plataformas digitales, que desde su misma concepción, hasta la producción y circulación, son diferentes a los contenidos tradicionales, e incluso la creación de negocios en línea, que no es igual a la de una compañía tradicional, por mencionar algunos.

Como apunta Caro, con escasas excepciones, la universidad no es el escenario para aprender todo esto. Se hace "principalmente bajo un esquema combinado entre experiencia en campo y educación (formal y no formal) brindada por expertos". Opinión con la que concuerda la Organización Carvajal, Tecnología y Servicios, que expresa que "particularmente por tratarse de temas afines a la transformación digital, la educación en línea y el aprendizaje a través del trabajo con entes digitales son fuentes de capacitación importantes".

En este sentido existen plataformas como NextU, del mismo creador de Open English y Platzi, que fue creada en Colombia y ha sido uno de los principales aliados de Google desde que el gigante norteamericano llegó a Colombia. En estos escenarios, comenta Rodrigo, se aprenden competencias básicas para desenvolverse en el mundo digital como creatividad, resolución de problemas, manejo de datos y disposición por la experimentación.

Ahora el reto es para las universidades. Tanto Rodrigo como Caro opinan en la pertinencia de contar con ciclos de pregrado o posgrado concretos que profundicen en el tema de la transformación digital. "La academia viene sufriendo de un rezago constante en relación con los medios digitales y su fuerte injerencia en la manera como las personas nos comportamos", señala el primero. "Hablamos de un nuevo paradigma que entraña sus propias complejidades y necesidades, y que están en constante evolución", complementa el segundo.

No es broma. Rodrigo asegura que las personas con buenas competencias digitales serán cuatro veces más atractivas para las empresas, frente a aquellos que no las tienen. Lo confirma Carvajal, "una empresa necesita a personas versadas en dichos temas, pues son quienes hacen realidad la ejecución de su futuro". Es hora de ponerse las pilas y tener en cuenta que la clave para tener éxito en el mundo digital, según Google, es "pensar 10X: intentar mejorar algo para que sea 10 veces mejor, en lugar de mejorar sólo el 10 %".

Fuente: Articulo tomado de El Espectador.com