esen

Barranquilla 6 de Junio de 2017

Los señalamientos que está haciendo la Red de Veedurías Ciudadanas contra mí, sobre supuestas presiones a rectores de Instituciones de Educación Superior (IES) para elegirme como miembro del Consejo Nacional de Educación Superior (CESU), son completamente falsos e infundados.

No obstante, una vez tuve conocimiento de la denuncia que esta veeduría interpuso ante el Ministerio de Educación Nacional en abril pasado manifesté mi disposición de atender cualquier requerimiento, indagación o investigación a que hubiera lugar, a través de oficios radicados en la Procuraduría General de la Nación y la Fiscalía General de la Nación (E-2017-613814 y 20176110500622, respectivamente).

Reitero que esta información no corresponde para nada a la realidad. Durante los cuatro períodos que llevo formando parte del CESU nunca he sido objeto de acusaciones o mucho menos de indagaciones por manejos o conductas irregulares. Por el contrario, mis homólogos siempre han reconocido las contribuciones que como representante de las universidades privadas he realizado a favor del desarrollo de la educación superior del país, lo mismo que mi afán por sacar adelante a la Región Caribe del rezago que tiene frente a los grandes centros urbanos de Colombia.

Me encuentro verdaderamente sorprendido por esta denuncia temeraria puesto que, como hombre de academia, he sido siempre un ferviente defensor de la educación y luchador por la causa de su calidad.

Estos señalamientos se constituyen en un claro ataque contra el sistema de educación superior, su sistema de aseguramiento de la calidad y contra la universidad colombiana.

Debo aclarar, además, que ni desde mi posición en el CESU, ni como rector de la Universidad Simón Bolívar tengo el poder para influenciar las decisiones que sobre las acreditaciones de las IES tome el Consejo Nacional de Acreditación (CNA), que es un ente autónomo, integrado por académicos del más alto nivel escogidos por sus méritos.

El CESU es un organismo autónomo con funciones de planificación, asesoría, coordinación y recomendación en el nivel de educación superior, que apoya al Ministerio de Educación Nacional en la consecución de los fines y propósitos del Sistema de Aseguramiento de la Calidad. Lo integran representantes de las comunidades académicas y científicas, del sector productivo del país y representantes de las instituciones oficiales que tienen que ver con el desarrollo del sector educativo en el nivel superior. Esta instancia no tiene responsabilidad ni injerencia en los trámites que adelantan las IES para alcanzar las acreditaciones de alta calidad.

Fuente: Pagina Institucional Universidad Simón Bolivar